Fleetcor

Hoy publicaremos un artículo sobre una empresa americana bastante desconocida, cuyos números nos han llamado especialmente la atención.

Se trata de Fleetcor. Es una empresa que ofrece a sus clientes servicios para la gestión del gasto de sus empleados: cheques de gasolina, cheques para hoteles, cheques para restaurantes…

Nos han gustado mucho los elevados márgenes que tiene. En los últimos resultados presentados, el margen de beneficio neto sobre facturación fue del 28 %, una cifra extraordinariamente buena. Y hay trimestres en los que presenta números mejores, cercanos en alguna ocasión al 40 %.

Esta empresa es nueva para nosotros y no la conocemos en profundidad. Pero por lo que hemos visto, tiene un modelo de negocio parecido a American Express, otra muy buena empresa, pero con márgenes algo inferiores a Fleetcor.

Estas empresas se benefician del efecto red, que a gran escala supone una ventaja competitiva enorme. El efecto red convierte a los negocios que lo tienen en fosos defensivos. ¿Qué significa esto? Que cuantos más clientes o usuarios utilizan este servicio, mucha más capacidad tiene el negocio de poder de fijación de precios y de elevar sus beneficios. Dicho de otra forma: el crecimiento en clientes de la compañía no conlleva un crecimiento lineal en ventajas competitivas, sino exponencial.

El efecto red es una ventaja competitiva muy poderosa. En estos casos, el valor del producto o servicio que estas empresas ofrecen crece con el número de usuarios, pero no de manera lineal. Ejemplos de efecto red son Visa, Mastercard, American Express, Ebay, Microsoft, el Nasdaq, la bolsa de Nueva York, Euronext, y Fleetcor.

Fleetcor es una empresa que no da dividendo. Pero sí que es una empresa que recompra muchas acciones. De hecho, estamos ante una empresa caníbal. Pongamos como ejemplo el año 2022: en este año la empresa eliminó del mercado entre un 8 % y un 9 % de sus acciones, algo maravilloso para la evolución a largo plazo del beneficio por acción.

No es una empresa pequeña. Estamos ante una empresa de tamaño medio: capitaliza unos 20.000 millones de dólares. Y está facturando unos 3.500 millones de dólares al año.

El valor de la acción hizo máximo histórico en 2020, justo antes de la crisis del Covid. Entonces llegó a tocar los 320 $. Ahora mismo cotiza a unos 280 $ y viene creciendo con fuerza en las últimas semanas.

Nos gusta mucho que desde el 2016, que son los años que hemos estudiado, facturación y beneficios han crecido salvo en el 2020, por motivos obvios. El Covid hizo que se redujeran los viajes durante unos meses y eso fue la causa de que bajara la facturación de la empresa. No obstante, incluso en el 2020, la empresa cerró un buen año.

Estamos ante una empresa que se encuentra en torno a Per 22, lo que es razonable para un negocio de tanta calidad, pero que previsiblemente irá creciendo por encima de lo que va creciendo la economía mundial en general, y cuyo beneficio por acción crecerá todavía con más fuerza, dado que estamos ante una empresa caníbal.

Se trata de una empresa para tener en cartera y estar tranquilo. Por supuesto hay que ir siguiéndola trimestre a trimestre, pero en principio todo parece indicar que seguirá creciendo a buen ritmo. Y todo parece indicar que dentro de unos años, el precio de la acción estará muy por encima de lo que cotiza hoy en día.

This entry was posted in Artículos sobre empresas and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *